sábado, 19 de marzo de 2011

El rap de los 40 limones, de Juan Antonio Canta

 Había formado parte del grupo Pabellón psiquiátrico, pero después comenzó a actuar en solitario. Era a mediados de los '90, y en aquella época eran tres los pubs de la calle Alfaros que mantenían un programa musical (y no sólo musical) todas las semanas: Milenium, dirigido por el actor Anibal Soto; Can can, propiedad de Joaquín y Antonio; y El Limbo, a cargo de Juanjo, que después se dedicaría al periodismo.

A la entrada de El Limbo había un pizarrín donde Juanjo apuntaba la próxima actividad, y en aquella ocasión la actividad consistía en un concierto de su antiguo compañero de universidad Juan Antonio Castillo. Juan Antonio, ¿qué pongo en la pizarra?, le preguntó. No sé, dijo Juan Antonio, pon lo que quieras. Y como iba a ser el siguiente jueves, lo primero que se le ocurrió a Juanjo fue escribir: "el jueves próximo Juan Antonio canta".


Y ya está. A partir de entonces su nombre artístico fue Juan Antonio Canta. Yo lo vi en aquella ocasión, y también lo vi en otra ocasión en Milenium: viernes y sábado, dos pases cada día. Te aseguro que en los 4 pases apenas repitió algún tema. Era creativo hasta lo inimaginable. Se acompañaba, como todos los cantautores, con su guitarra, pero podía igualmente meterse un Casiotone (uno de los primeros pianillos de juguete) en el bolsillo de la camisa con un ritmo de base y cantar la canción así. Era genial.


En 1995 el periodista de Palma del Río (Córdoba) Pepe Navarro comienza a presentar en Telecinco, en horario de medianoche, el programa Esta noche cruzamos el Mississippi. Un día aparece Juan Antonio Canta en el programa cantando su tema más famoso, La danza de los 40 limones, inspirada en un trabalenguas y con una letra tan surrealista como divertida (como lo eran todos los temas del cantautor). El éxito es inmediato, y desde entonces Navarro lo saca todas las noches cantando la misma canción. Podía tener centenares, pero tenía que cantar esa.


Juan Antonio graba en 1996 su primer disco, Las increíbles aventuras de Juan Antonio Canta. Luego se hace una versión rapera de la famosa canción, El rap de los 40 limones. Y es mi tocayo y amigo Fredius Darde (Federico Darde Requena), íntimo amigo de Juan Antonio y uno de los pioneros de la infografía en Córdoba, quien, con un modesto equipo informático, realiza en animación el videoclip.


Dos días antes de la Nochebuena de ese mismo año, Juan Antonio se suicidó. Los que lo conocimos y admiramos nos preguntamos si murió de éxito, de rabia porque todo el mundo lo conociese sólo por una canción, o porque su depresión le venció.


Sea como fuese, aquí os dejo el videoclip. Han pasado muchos años y la animación por ordenador ha alcanzado límites casi imposibles, pero el videoclip de Fredius y la canción de Juan Antonio siguien conservando una frescura que nos fascinan.




9 comentarios:

  1. Es fascinante. Conocía la canción de los limones de los años 90, cuando era crío, y recordaba vagamente a Juan Antonio Canta, que ¡ay!, me parecía entonces un señor mayor... Ahora tras tantos años he reencontrado su canción, y lo que entonces era un divertimento infantil ahora me parece una maravillosa canción tan sencilla como profunda. Lo verdaderamente difícil es hacer cosas sencillas que a la vez sean complejas. La música de Juan Antonio Canta lo es. Ay, si lo hubiera agarrado en aquel entonces le hubiera dado dos tortazos. ¡Qué talentazo y qué pronto se fue! Aunque sólo sea por egoísmo... Ya me gustaría a mí tener la cuarta parte de la inteligencia de alguien así.

    ResponderEliminar
  2. Te agradezco el comentario, Íñigo. El haberlo publicado me ha dado pie para poner hoy el vídeo en clase. Me he percatado de que ayer hizo justo cuatro años que escribí el post, y sigo pensando que Juan Antonio Canta es lo mejor que ha tenido la música pop de nuestra ciudad en toda su historia.

    ResponderEliminar
  3. Hola Federico,

    He dado con esta entrada por pura casualidad. De vez en cuando se me ocurre buscar "40 limones" en Google en un afán por notar el posicionamiento de mi blog personal, cuya tercera encarnación inauguré el 23 de mayo de 2008, día en que cumplí 40 años.

    Me alegra hacer este contacto contigo, ya que aparentas ser la persona más cercana a Juan Antonio que aparece en todo Internet. Como seguramente sabes, en diciembre de este año llegaremos a 20 años de la desaparición de Juan Antonio. Aunque no lo conocí y me enteré de su muerte varios años después (vivo en la República Dominicana, y para esa época las noticias aún viajaban lentamente), he admirado a Juan Antonio con una notable religiosidad. Mis amigos han tenido que escuchar las Increíbles Aventuras de JAC más veces de lo que querrán admitir.

    Bueno, quise pasar por acá, saludar e intentar hacer contacto con el fin de enterarme si habrá algún programa por el aniversario de su fallecimiento.

    Saludos desde el (demasiado caluroso) Caribe.

    ResponderEliminar
  4. Perdón, olvidé incluir esta entrada del día inaugural de mi blog, en donde rindo tributo a JAC y a su obra: http://www.40limon.es/2008/05/40-limones/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido una grata sorpresa tu comentario, Darío. Te respondo a través de tu estupenda página web. Un saludo.

      Eliminar
  5. Hola Federico.
    Por pura casualidad me he encontrado con este comentario sobre Juan Antonio.
    Solo decir que nunca hizo dos pases el mismo día, al menos en Millennium.
    Y Anibal Soto no era y nunca fue el director de Millennium.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola Federico.
    Por pura casualidad me he encontrado con este comentario sobre Juan Antonio.
    Solo decir que nunca hizo dos pases el mismo día, al menos en Millennium.
    Y Anibal Soto no era y nunca fue el director de Millennium.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Disculpa, Ángel. Tenía guardado el correo de tu comentario pero lo he ido posponiendo. Por supuesto tú sabrás mejor lo de los pases. Lo que sí recuerdo es el amplio repertorio de Juan Antonio. En cuanto al papel de Anibal pensaba que él era socio del negocio. Teníamos cierta amistad a través de mi hermano pero no sabía que era empleado. Por cierto, habrás visto que Darío, desde República Dominicana, pregunta si no se le va a hacer un homenaje a JAC en el XX aniversario de su muerte.

    ResponderEliminar